AVISO

AVISO - ENLACES FUERA DE SERVICIO:
Algunos enlaces se encuentran momentáneamente sin funcionamiento por problemas técnicos de la plataforma. Disculpe las molestias, estamos trabajando para solucionarlo

viernes, 25 de noviembre de 2022

Quilmes: Jurado declaró culpable a mujer y su amante que lincharon al marido en una gomería de Solano. El gomero sobrevivió y contó todo


El gomero y su esposa, 20 días antes,
cuando todo era felicidad




El veredicto del jurado fue unánime: CULPABLE tentativa de homicidio calificado por el vínculo.

La bizarra historia capturó la atención de todo el país y del Paraguay. He aquí una prieta síntesis de este increíble hecho.

Lugar: Gomería de Solano, en Quilmes. Víctima: el gomero Héctor Ramírez de 44 años. Autores: su flamante esposa Leonor Báez (53 años) y su ardoroso amante Higinio “El Paraguayito” Morales Ocampo, con quien mantenía sexo desenfrenado en la mismísima gomería. Ambos de nacionalidad paraguaya.

Detalle clave: el gomero y la acusada eran recién casados. Habían contraído matrimonio 19 días antes, con fiesta y todo. 

Motivos: los celos del Paraguayito y la codicia de ella, que quería heredar el valiosísimo local.



Higinio le dijo a Leonor: "Basta ya de tu marido. Suficiente. O él o yo". Leonor le dijo: "Tranquilo, che rohayhu (mi amor), que a este lo ponemos".

Cuando Ramírez se disponía a cerrar la gomería a las 22 horas, fue sorprendido por su flamante esposa Leonor Báez, quien estaba acompañada por Higinio “El Paraguayito” Morales Ocampo. La mujer tomó del cuello a Ramírez y cuando éste trató de defenderse, Morales Ocampo lo acometió con un terrible sapukái que se escuchó hasta Cerro Corá y lo golpeó con un palazo en la nuca, haciéndolo perder el conocimiento.

Báez y Morales Ocampo colgaron de una viga al pobre gomero con una correa de Firestone y montaron una escena de un supuesto suicidio.



El patíbulo


Lo truculento es que, mientras el gomero sacudía las patitas, Leonor e Higinio continuaron con su fogoso romance entre gomas de tractor, gatos, crickets, parches, llantas, llave cruz, arandelas y tuercas. Cuando se hizo de madrugada, a eso de las 5:30 hs, Higinio rajó del lugar y Leonor puso en marcha el relato del suicidio. 

Salió corriendo como una posesa a la calle y gritó al vecindario que su esposo se había suicidado. En medio de una crisis nerviosa, solicitó ayuda a sus vecinos, que llamaron al 911.

Llegó la policía con el barrio alterado y encontraron al gomero inerte en el suelo. Leonor les dijo a los policías, con lágrimas de cocodrilo que de sus ojos brotaban: "Se suicidó por celos hacia mí. Mi angá marido era muy depresivo e inestable". "Yo lo descolgué". Impresentable.



La prensa paraguaya cubrió el hecho

A la policía no le cerró en los más mínimo la versión. Sospecharon inmediatamente de ella, porque era imposible bajar sola el cuerpo de allí. Pero dejaron correr el carretel hasta que la mentira se desplegara en toda su dimensión. Por eso no la detuvieron en el momento. Había que llevar el cadáver al hospital.

Y es allí donde la historia dio un giro dramático, pero a la vez afortunado. EL GOMERO ESTABA EN COMA, PERO CON VIDA. EL GOMERO VIVÍA. Allahu Akbar...


Ayer y hoy

Mientras esto sucedía en el hospital, y cuando la acusada ya estaba preparando el velorio, la policía (que ya sospechaba de ella), le avisa que su esposo seguía con vida. Que no había muerto. Que estaba en coma inducido y con respirador, pero que vivía.

Para qué. El plan se había ido al demonio. Leonor Baéz se fue volando al Hospital y pidió que no dejaran entrar a nadie. Que ella iba a cuidar de su marido. Pero el cerco se cerraba sobre ella. Todo terminó cuando, al cabo de seis interminables días, el gomero de mi vida recobró la consciencia por completo y contó con lujo de detalles lo sucedido. Fue el fin de la pareja. Los detuvieron en el acto tras sendos allanamientos


Así lo detuvieron al amante Higinio en un allanamiento

El segundo allanamiento


Los investigadores intentan establecer si la misma mujer y su amante estuvieron vinculados con la muerte de un anciano (también paraguayo) al que ella cuidaba en la ciudad de La Plata.

EL JUICIO POR JURADOS

“El Paraguayito” Morales Ocampo no se animó a ir a juicio. Confesó el hecho ante la abrumadora prueba de cargo, reconoció su responsabilidad en el intento de asesinato de Ramírez y optó por un juicio abreviado. Le convenía, ya que la agravante del vínculo no corría para él. Le dieron cuatro años de cárcel, pero contó con lujo de detalles toda la maniobra.



Leonor Báez, en cambio, insistió con su inocencia. Ella pidió que fuera un jurado de doce vecinos el que decidiera si ella era culpable o no del hecho.

La fiscal María de los Ángeles Attarian Mena fue implacable. Los defensores particulares Mauro Russo y Luciana Wieckiewick intentaron demostrar que fue un intento de suicidio de un hombre emocionalmente inestable.

Cuando el gomero declaró ante el jurado, todo terminó para la defensa. El hombre que denunció a su esposa de intentar asesinarlo para heredar sus bienes recuperó la conciencia tras el ataque y explicó que "lo agarraron del cuello, le pegaron una trompada en la cara y lo entraron para ahorcarlo".


Bill Troncoso, de Data Judicial,
siempre con la primicia

El plan criminal fue ratificado por la hermana del gomero: "Les salió mal, porque mi hermano se pudo despertar después de estar seis días en terapia con un respirador. En un principio relató que fue ella la que lo agredió y un hombre al que llamó 'el paraguayo'. Al otro día, sin estar sedado, relató bien la situación", dijo su hermana.

"Él contó que el martes cerró la gomería a las 10 de la noche y como vivían juntos, a la vuelta del local, la vio acercarse y le dijo 'Ahí vamos'. No terminó de decirlo y siente que ella lo agarró del cuello y este hombre, 'el paraguayo', el exmarido y papá de la hija menor de ella, le pegó una trompada, lo entraron y desde ahí no se acuerda más nada", detalló Yamila.

Los investigadores confirmaron al jurado que su mujer lo creía muerto, pero los médicos constataron que Ramírez tenía signos vitales, por lo que quedó internado en estado de coma. Al llegar al hospital, Báez supo del estado de su marido y dio indicaciones precisas a las enfermeras para que no dejaran ingresar a nadie a su habitación.

Otra de las cosas que llamó la atención de los investigadores fue que Báez dejó de visitar a su marido cuando estaba internado. Se la vio venir y fueron a por ella.

El juez Fernando Celesia le impondrá la pena a la mujer el 5 de diciembre a las 12 hs. Arriesga una condena de entre 10 a 15 años de cárcel.

Leer noticias aquí:

- TN (20/3/19): "Se casaron en Quilmes y a los 20 días intentó matar a su marido para quedarse con la herencia" (ver)

- C5N (22/3/19): "La viuda negra de Quilmes: se casó y a los 20 días intentó matarlo" (ver)

- RDN Paraguay (21/3/19): "«Viuda negra» paraguaya fracasa en Argentina" (ver)

- Perspectiva Sur (25/11/22): "La acusada de intentar matar a su ex pareja en una gomería de Solano fue declarada culpable" (ver)

- El Día (23/11/22): "Juicio por jurados a la mujer que con su amante intentó matar a su marido" (ver)