viernes, 8 de junio de 2018

Tres nuevos veredictos en provincia de Buenos Aires: CULPABLE EN MORÓN Y NO CULPABLE EN SAN MARTÍN Y BAHÍA BLANCA

En los últimos días se han desarrollado en simultáneo varios juicios por jurados en distintos departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires.

La semana pasada hubo juicios en Mar del Plata, La Plata y Azul, todos con veredicto "culpable" por distintos delitos.

Esta semana, un jurado de San Nicolás ya había rendido un veredicto de "no culpable". En los últimos días se pronunciaron tres veredictos más: "culpable" en Morón, "no culpable" en San Martín y "no culpable" en Bahía Blanca (ver resúmenes más abajo).


"Culpable" en Morón:

Juez Termite
Con la presidencia del juez Aníbal Termite, un jurado juzgó a Omar Alejandro Paz, acusado de terminar con la vida del joven Daniel Laime.
Fiscal Daniela Barrozo

La fiscalía, a cargo de Daniela Barrozo, logró acreditar que, tras una pelea barrial, Paz le disparó a Laime en la nuca provocándole la muerte.

La defensa, por su parte, intentó alegar la existencia de una legítima defensa por parte del imputado, pero no logró convencer al jurado.

Por ese motivo, Paz recibió un veredicto condenatorio por el delito de homicidio.

            



"No culpable" en San Martín:

Luego de cuatro días de debate, ayer por la tarde se conoció el veredicto de no culpabilidad del jurado de San Martín.

Fiscal Noemí Carreira
La fiscal Noemí Carreira acusaba al "karateca" Adrián Gustavo Romero de haber intentado matar a su amante, Vanina Fernández.

De acuerdo a la acusación, durante las primeras horas de la tarde del 14 de julio de 2016, Romero había ingresado al domicilio de Fernández en Martín coronado, con quien mantenía una relación sentimental informal, la estranguló con una cinta o cinturón y la mantuvo en estado de hipoxia (esto es, sin que pudiera respirar) por considerable tiempo.

Según aclaró, creyéndola muerta la habría dejado tendida en el piso. Sin embargo, la víctima continuaba con vida y fue trasladada a un hospital donde permaneció internada en terapia intensiva.

Encuadró al hecho como constitutivo del delito de femicidio en grado de tentativa.

Sin embargo, no existían pruebas de la hipótesis de la acusación

Como consecuencia del ataque, la víctima sufrió una pérdida parcial de su memora y jamás pudo individualizar a su agresor. Incluso, al preguntársele luego de los hechos qué es lo que había sucedido, respondió "alguien me atacó" (la defensa enfatizó en que la víctima conocía a Romero y de haber sido el autor, no habría dicho "alguien").

A la vez, en rigor no existía ninguna prueba que vinculara a Romero con el crimen. Su vinculación fue meramente hipotética, casi por descarte, pues solo pudieron alegarse dos hechos para sostenerla:

1. Romero y Fernández mantenían una relación de pareja informal y mutuamente "enfermiza" (motivo).

2. De acuerdo a los registros del Whatsapp, ambos habían quedado en verse esa tarde (oportunidad).

Juez Luis Molinari
Todo ello fue resaltado por el abogado Piruso, a cargo de la defensa, quien además probó que el acusado tenía coartada pues, durante la tarde en que se produjo la agresión, jamás había estado solo de acuerdo a lo afirmado por varios testigos.

Tras los alegatos de clausura de las partes, el juez Luis Molinari leyó las instrucciones al jurado y los envió a deliberar.

Tras casi dos horas de deliberación, el jurado arribó a un veredicto: "no culpable".


"No culpable" en Bahía Blanca:

En Bahía Blanca se acusaba a una persona por la tentativa de homicidio de otra durante una pelea, luego de una discusión.

La defensa alegó que el disparo se había producido durante un forcejeo y que, por lo tanto, el acusado no solo no había tenido intención de disparar para provocar la muerte de su adversario sino que, en rigor, ni siquiera había llevado a cabo la acción.

El jurado descartó tanto a la hipótesis de homicidio tentado de la fiscalía como al delito menor incluido de lesiones, lo que resulta lógico pues una vez desestimada acción criminal cae todo tipo de responsabilidad.